✅Taberna VIPS San Jose Costa Rica

 

Taberna VIPS San Jose Costa Rica

Cliente frecuente de Trabajadora Sexuales que se respete, ha visitado en alguna oportunidad este icono lugar, que se resiste a morir en San Jose, y no Mi Estimado, para nada estoy haciendo publicidad gratis de ese lugar,  yo diría más bien, como he mencionado en mis relatos anteriores, que estoy recordando mi ya un poco lejana juventud.
En mis años mozos, llegue a ser un cliente regular de dicha Taberna. Bueno la pura verdad es que fui un cliente demasiado frecuente y satisfecho de ahí ?.
Y ustedes se preguntaran, por que putas escribo sobre ese famoso lugar , y es que por esas casualidades de la vida, en días anteriores en mi ruta hacía una diligencia personal, pase por el frente de dicho lugar,  y fue cuando la nostalgia y picardía se apoderaron de mí por unos instantes, mientras el semáforo pasaba de rojo a verde.
Ese breve instante de parada, me hizo retroceder 25 años en el tiempo. Tenía este su servidor en aquel entonces, 18 años recién cumplidos, estos venían acompañados de una lujuria y exceso de testosterona, que ya mis frecuentes sesiones de masturbación no saciaban, y había que tomar cartas en el asunto y resolverlo de una buena vez.
Ya estaba cansado de mirar canal 19 para poder ver mujeres desnudas, las revistas ya no me hacían gracia, quería acabar con mi tristemente y prolongada virginidad.
Y como ustedes están adivinando, el lugar para acabar con ese terrible rótulo que cargaba encima, el de VIRGEN o peor el de SEÑORITO ?, fue Taberna VIPS, no había marcha atrás, la decisión estaba tomada, solo faltaba el día y la hora y por supuesto la plata para dicho cometido. 
El día que estuve por primera vez con una bella mujer ? no fue una experiencia tan épica como yo hubiese querido , ya que mi inexperiencia y timidez me jugaron una mala pasada, y si dure con la dama 15 minutos, fue mucho tiempo ???.
Pero Mi Estimado, nadie nace aprendido, cierto?  Y aunque esa primera experiencia fuese un poco torcida, no me inmuto en lo más mínimo, para convertirme por un par de años en uno de sus más leales clientes.
Y hoy que ya peino canas blancas, me sonrojo un poco al escribir estas líneas, pero pará qué son las historias, si no para contarlas. Como disfrute de esos años!!!